Invierno I.jpg Llegó el invierno, las capas de abrigos, los vientos húmedos y el frío que reseca, la ducha hirviendo y los ambientes que alternan frío/calor constantemente. Sufren nuestras ganas de salir, nuestra nariz y sobre todo, nuestra piel. La sensibilidad de ésta varía mucho dependiendo la persona, pero es de amplio consenso que factores tales como la humedad, la calefacción, el ir y venir entre el frío/calor hacen que nuestra piel se enrojezca, resquebraje, hinche o se vuelva áspera al tacto. Por suerte, venimos al rescate de tu piel con sencillos productos que harán de tu epidermis el símbolo de la resistencia invernal. Cada producto está destinado a una parte específica del cuerpo, por lo que se recomienda tener un poco de todo para lograr un aspecto balanceado y armónico.

Para la cara Anamê Vio trae desde la ventosa patagonia productos ideales para su cuidado (¿Qué mejor que el patagónico para saber cómo protegernos de los vientos secos o húmedos?). Cremas faciales orgánicas hidratantes, set de dos productos 100% orgánicos, uno para el día y otro para la noche. El diurno contiene extractos de Arándano y Miel. Calma, energiza, nutre y humecta la piel durante más de ocho horas. Perfecto para el ir y venir durante el horario laboral y sus consecuentes cambio de temperatura. El nocturno contiene extractos de oliva y arándano. Aportan vitaminas y ácidos grasos que nutren la piel en profundidad. Esto es clave ya que durante la noche, cuando nos vamos a dormir, la piel entra en modo ‘’reparación’’, curando, arreglando y fortaleciendo todo tipo de daño. Por eso generalmente cicatrizamos nuestras heridas mucho más rápido durante la noche que durante el día. De ahí la nutrición en ‘’profundidad’’ ya que llega a todas las capas de la piel.

Hay algo claro: invierno es sinónimo de labios en mal estado. Los vientos húmedos y las ráfagas cortantes, sumada a la calefacción hacen que nuestra boca sea de los lugares más afectados en el período más frío del año. Se cortan, se resquebrajan, sangran. Nos vuelve irritables y sensibles a cualquier tipo de interacción con los labios. Sri Sri Tattva, viene en nuestra ayuda y nos trae desde la India su Bálsamo Labial Ayurvédico. Apto para veganos (La India, después de todo, es donde nació el veganismo) y libre de Gluten. Con extractos de rosa (la flor, no el color), uva, vitellaria y kokum, este bálsamo labial va a ser nuestro mejor aliado, aplicándolo dos a tres veces por día. Por si te lo perdiste, la vitellaria es una planta africana que mediante un proceso de refinación se vuelve manteca de karité, muy requerida por su eficiencia a la hora de humectar. El kokum es una planta originaria de India, que se usa por sus múltiples facultades: Anti envejecimiento, anti inflamatoria y repleta de nutrientes tales como vitamina B, ácido cítrico, potasio y magnesio. Este bálsamo no solo te va a proteger de las intemperies del invierno argentino, sino que también te va a nutrir, rejuvenecer y fortalecer los labios.

Invierno II.jpg

¿Qué mejor lugar para investigar los efectos del frío en la piel y manos que uno de los lugares más fríos del planeta? Es seguramente lo que pensaron los chicos de Natura Sibérica, y no están equivocados. La flora de la región soporta temperaturas extremas, lo que la hace la perfecta aportadora de nutrientes anti invierno. Árboles y plantas son riquísimos en propiedades anti oxidantes. La Crema de manos Natura Sibérica, contiendo extractos del Pino Sibériano y el Aceite de Lino ártico, protege nuestras pequeñas garras del viento, la sequedad y el frío. A la misma vez cicatriza, suaviza y nutre la piel castigada por el clima. Con o sin guantes, las manos son de las partes más sensibles del cuerpo debido a su constante exposición y uso. No sólo este producto nos va a ayudar a cuidar una de las partes más sensibles y activas de nuestro cuerpo, sino que financia a una buena causa: Natura Sibérica usa parte de los beneficios de su venta para ayudar a los pueblos indígenas autóctonos de las regiones siberianas.

Si bien parece obvio, la piel es el órgano más grande del cuerpo. Lógicamente, también es el más expuesto. El invierno hace que se seque más rápido, acortando los períodos de renovación y haciendo que aparezca resquebrajada e irregular. Por eso y sobre todo para la piel sensible, es recomendable un cuidado atento y regular en épocas en donde reina el frío. Veganis una marca vegana, nos aporta una Crema Extra Humectante para piernas y cuerpo perfecta para soportar el penetrante invierno argentino. Con extractos de Macadamia y Pera silvestre, esta crema reafirma, suaviza, relaja y embellece la piel. Tiene alto contenido en ácidos oleicos, linoleicos y esteroles que se traducen en una piel más luminosa y resistente. Perfecta para después de una ducha calentita, se recomienda masajear lentamente por el cuerpo no solo para una mayor absorción, sino también para lograr cierta relajación mental.

Los productos recomendados no se testean en animales y cuidan el medio ambiente!!